febrero 12, 2009

SOL


"Es un hecho que en la vida,
el bien es una luz situada a una altura tan grande
que parece natural no poder alcanzarlo...
Si la luz es el símbolo del bien, de lo bello, de lo verdadero,
la fuente luminosa por excelencia - el Sol - solo podrá ser Dios."
(Vincent Van Gogh)









Fuente de vida, su simbolismo es variado y universal.
Como principio masculino se lo asocia con el día, el calor, el fuego, la autoridad, el padre, la dominación, la vitalidad, la fuerza, el poder, etc. y resulta opuesto a la Luna.









Considerado centro del Universo, adquiere características de dios del cielo y de rey de los astros, situándose por encima de todo.

Es este aspecto el que fue tomado por muchos soberanos de distintas civilizaciones que se consideraron representantes de él y, en su nombre, reinaron sobre la tierra con muchas de sus cualidades: omnipotencia, omnipresencia, eternidad.

Como "destructor de las tinieblas", es símbolo de la inteligencia, del conocimiento y la sabiduría que destierra la oscuridad de la ignorancia.

Su ubicación central, lo relaciona con la idea del corazón, centro del individuo y sede de las pasiones y sentimientos ardientes.

Transmite noción de origen, unidad, principio así como de lugar de privilegio indiscutible.








Todo lo anterior, sumado a la idea de "muerte-resurrección" e inmortalidad, dio como resultado que el cristianismo viera en él, el símbolo de Jesús.

El oro, el color amarillo (y en ocasiones el anaranjado), el águila, el león, el girasol suelen aparecer representando al principio solar.

Su parte negativa hace alusión a su naturaleza destructiva: el exceso de calor y de radiación origina fuego, sequía y muerte; un desborde de energía (poder, fuerza, etc.) manifiesta su aspecto agresivo en guerras, enfrentamientos, peleas así como en la cólera y la ira.




Algunas obras que lo incluyen





Ivan Aivazovsky




Claude Monet





Winslow Homer




Claude Lorraine




Thomas Cole





Ury Lesser





Ivan Aivazovsky




Edward Moran




Ferdinand Du Puigaudeau




Albert Bierstadt





Antoine Caron



2 comentarios:

Minerva dijo...

Hola DG :)

Me gusta mucho lo que he ido viendo en tu blog ... a mi me agrada el arte que representa paisajes, ciudades, personas, no soy mucho de arte abstracto :D.

Para los incas el sol (Inti) era su dios principal y a la Luna también la veían como divinidad.

Me gustaron varias de las pinturas que expones en tu post como la de Claude Lorraine, es preciosa.

Me estaré pasando por aqui ;)

Un abrazo

DG dijo...

Hola Minerva!

Me alegra que te guste el blog; en cuanto al arte, yo también prefiero el figurativo; aunque hay algunos cuadros abstractos que no me desagradan.

Bienvenido el aporte! Es cierto, en muchas culturas precolombinas, tanto el sol como la luna formaban parte de sus dioses principales, creo que, en general, su panteón estaba más relacionado con la naturaleza: la lluvia, el rayo, etc.

Muchas gracias por pasarte y vuelve cuando quieras!

Un beso